El Reto LEED Zero

Rebecca Ortiz
September 22, 2021

En el mes de mayo, lanzamos un reto al mercado ¡Vamos por Zero!  por lo que en el LEED Innovators: El  Reto de LEED Zero, tuvimos la oportunidad de escuchar sobre el Programa de Certificación LEED Zero de la voz dos LEED Fellows: César Ulises Treviño, Fundador y Director General de Bioconstrucción y Energía Alternativa en México, empresa pionera de consultoría en Edificación Sustentable y Certificación LEED y Guido Petinelli, Fundador y Director de la Petinelli Inc. empresa de ingeniería y  consultoría en Brasil para la certificación de proyectos LEED y la primera empresa en el mundo en certificar un edificio LEED Zero Energy.

Un reto importante para Latinoamerica:

De acuerdo con la opinión de César Ulises Treviño, “el USGBC y LEED han elaborado bellamente como abordar el problema real de la gestión del carbono y la reducción de carbono a neto zero para este programa, siendo los retos más importantes para la aplicación del programa en Mexico, una concienciación más profunda, el conocimiento y la ciencia detrás de los conceptos…Tiene que ver con las fuentes, de donde viene la energía, a donde van las emisiones realmente y una vez que entiendes puedes reaccionar desplegando en tu proyecto ya sea un edificio nuevo o existente como abordar estos retos de la manera más eficiente. Tenga sus conceptos claros y sus resoluciones serán más eficientes.”

Mientras que para Guido Petinelli: “El trabajar en nuevos proyectos de construcción LEED es un gran inicio de conversación. Es una manera de conseguir que un cliente se apunte para hablar sobre el desempeño del edificio. Lo que siempre quisimos fue tener datos medibles que demostraran que lo que prometimos en el diseño, en la construcción realmente sucedía. Lo que estábamos vendiendo a los clientes era real y no solo conceptos. Comenzamos con esta idea de medir el desempeño y Zero fue la manera de involucrar al cliente. Zero es un concepto fácil de explicar, fácil de entender. La mayoría de la gente no sabe que es LEED pero pueden entender que es un edificio autosuficiente en energía. Cero, Zero es un absoluto. No tiene que ver con un porcentaje de reducción y los clientes responden muy bien a este concepto por lo que tenemos la oportunidad de comenzar la discusión sobre la medición, la evolución, operación y desempeño de un edificio de una manera más significativa.”

Durante más de dos décadas, LEED ha proporcionado un marco de referencia para edificios y espacios de alto rendimiento, y los proyectos LEED de todo el mundo han aspirado a la reducción de  emisiones de gases de efecto invernadero a través de estrategias que afectan el suelo, la energía, el transporte, el agua, los residuos y los materiales con el único propósito de que cada ser humano en el planeta tenga  lugares seguros y saludables para vivir, trabajar, aprender y divertirse, y con esto la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

Con la formalización de LEED Zero, los proyectos con certificación LEED en todo el mundo pueden ser reconocidos por su liderazgo y compromiso con el cero neto en todos los ámbitos. Los proyectos pueden ser reconocidos como: LEED Zero en emisiones de carbono, LEED Zero en energía, LEED Zero en agua y LEED Zero en residuos.

LEED Zero Carbon reconoce a los edificios que operan con cero emisiones netas de carbono durante el transcurso del año anterior.La certificación LEED Zero Carbon proporciona una contabilidad transparente del balance de carbono, que analiza las emisiones de carbono generadas por el consumo de energía y el transporte de los ocupantes hasta las emisiones de carbono evitadas o compensadas.

LEED Zero Energy establece que proyecto debe generar energía renovable en cantidades iguales a la energía de combustibles fósiles entregada al sitio del proyecto, por lo que se proporciona una contabilidad anual del balance energético de la fuente de un proyecto durante un año. La sede en Curitiba de la empresa brasileña de consultoría de ingeniería y construcción sostenible Petinelli fue el primer proyecto del mundo en obtener la certificación LEED Zero en cualquier categoría. El edificio de oficinas de 440 metros cuadrados en Curitiba fue certificado inicialmente bajo LEED v4 para Operaciones y Mantenimiento en septiembre de 2018 y obtuvo la certificación LEED Zero Energy en diciembre de 2018. En esta oficina de 25 personas, toda la energía se produce in situ, con una intensidad de uso de energía para el sitio de sólo 25 kilovatios horas por metro cuadrado al año. Aproximadamente el 125% de la energía necesaria para operar la oficina es proporcionada por una matriz fotovoltaica de 15 kilovatios.

LEED Zero Water distingue a los edificios que lograron un balance de uso de agua potable de cero durante doce meses por lo cual se busca compensar el total de agua potable consumida con fuentes en el sitio capturadas y reutilizadas, fuentes de agua alternativas fuera del sitio entregadas al sitio del proyecto y agua devuelta a su fuente de agua original.  Un ejemplo claro de un edificio que logró este balance en el uso de agua potable durante doce meses y se hizo acreedor del reconocimiento LEED Zero Water es el Condominio Comercial Euro Business en Curitiba, Brasil. Este edificio de 14 pisos trata el 100% de sus aguas residuales (tanto grises como negras) en el lugar, a través de un humedal construido en su techo. Las fuentes de agua alternativas también juegan un papel importante, contribuyendo a una reducción del 82% en el uso de agua potable. Las fuentes de agua en el sitio incluyeron agua de lluvia capturada, condensado de AHU, infiltración del subsuelo y agua gris y negra. Durante 12 meses medidos, este edificio recuperó el 65% de toda el agua utilizada.

LEED Zero Waste destaca a los edificios que logran la certificación TRUE Zero Waste de GBCI en el nivel Platino. TRUE (por sus siglas en inglés, uso total y eficiente de recursos) requiere que los proyectos tengan una política de cero residuos, logren un promedio de 90% o más de desviación general del relleno sanitario, la incineración (residuos a energía) y el medio ambiente para residuos sólidos no peligrosos durante los últimos 12 meses, y cumplir con los requisitos mínimos del programa. TRUE requiere seguimiento e informes continuos del desempeño, lo que se alinea bien con los criterios LEED Zero. El primer edificio reconocido como LEED Zero Waste en el mundo es la planta de manufactura de productos para el hogar Method, People Against Dirty en Chicago, Ilinois. Entre  los  objetivos  de esta planta estaban el envió de  cero material al vertedero, lo que significaba que todo lo que entrara en la fábrica sería utilizado en productos, reciclados o compostados. Además de que los materiales de limpieza de Method son de origen sostenible, sus envases están hechos de botellas 100% recicladas, lo que reduce los residuos en su proceso de producción. Al reciclar sus residuos, Method utiliza hasta un 70% menos de energía para fabricar sus productos. Además, los plásticos utilizados se eligen cuidadosamente para garantizar que puedan reciclarse y reutilizarse, operando un sistema de producción de bucle cerrado.

Guido Petinelli resumió el reto de esta manera: “Mientras la certificación es una promesa, el desempeño medible significa la entrega de esa promesa. Los edificios sostenibles deberían estar haciendo más con menos y el resultado natural es Zero.”  LEED Zero es llevar la misión de la construcción sostenible a su conclusión natural, un futuro regenerativo.

Para mas información sobre el Programa LEED Zero les invitamos a visitar el siguiente enlace:https://www.usgbc.org/programs/leed-zero.